• Seguridad

Fingió su secuestro y envió fotos para presionar a sus familiares

  • Por Gustavo E. Méndez
22 de agosto de 2019, 10:08
El comando antisecuestros de la PNC determinó que la mujer fingió su propio secuestro. (Foto: Archivo/Soy502) 

El comando antisecuestros de la PNC determinó que la mujer fingió su propio secuestro. (Foto: Archivo/Soy502) 

Una familia vivió momentos de agonía y temor al enterarse que su hija de 19 años estaba secuestrada. Los captores pedían 1 millón de quetzales para liberarla. Tras colocar la denuncia, las fuerzas de seguridad la encontraron, pero descubrieron que todo se trató de un montaje.

Investigadores del Ministerio Público (MP) y el Comando Antisecuestros de la Policía Nacional Civil (PNC) detuvieron a una mujer que fingió su propio secuestro y pretendía cobrar por su rescate una millonaria suma. 

La investigación se inició el pasado 12 de agosto cuando se colocó una denuncia sobre la desaparición en Quetzaltenango de Leslie Corina Coyoy Ixtacuy. Las autoridades abrieron un expediente y una alerta Isabel-Claudina

La mujer de 19 años había desaparecido en aquel departamento y los familiares iniciaron la búsqueda. 

  • MIRA: 

Fotos y llamadas

Días más tarde, llamadas desde teléfonos públicos en la ciudad capital indicaban que la mujer estaba en perfecto estado de salud pero que para ser liberada necesitaban 1 millón de quetzales.

 

Los supuestos secuestradores enviaban a la familia fotografías de la víctima en las que se veía amordazada y atada de manos. Finalmente, los investigadores de la PNC analizaron las imágenes enviadas por WhatsApp, así como las propias llamadas y concluyeron que se trataba de un montaje.

Tras hacer las investigaciones, las autoridades realizaron un operativo en la colonia Reformita, zona 12, donde arrestaron a Coyoy Ixtacuy, quien se encontraba en perfecto estado de salud y en pleno uso de sus facultades.

Así envíaba las fotos a sus familiares la supuesta víctima. (Foto: PNC)
Así envíaba las fotos a sus familiares la supuesta víctima. (Foto: PNC)

La mujer exigía un millón de quetzales a sus familiares para que los presuntos secuestradores la liberaran. 

La supuesta víctima fue puesta a disposición de un juzgado donde declaró que todo lo hizo porque se encuentra embarazada. 

Comentar
cerrar