22/10/2020

  • Ciencia

La Tierra podría llegar a tener dos lunas, según expertos

  • Con información de Gizmodo
22 de septiembre de 2020, 11:09
El satélite estará cerca de la Tierra a partir de octubre y finalizará su paso en mayo del próximo año. (Foto: Freepik)

El satélite estará cerca de la Tierra a partir de octubre y finalizará su paso en mayo del próximo año. (Foto: Freepik)

Astrónomos se encuentran sorprendidos al prever que en octubre la Tierra podría capturar una miniluna, un pequeño satélite atraído por la gravedad terrestre y que podría perdurar hasta mayo del próximo año.

Lo interesante del objeto es que sus patrones no encajan con los de un satélite natural, sino con algo que el ser humano envió al espacio en 1966.

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

El objeto en cuestión se llama 2020 SO pero hay que aclarar que no supone ningún riesgo para los habitantes de la Tierra. Los cálculos indican que entrará por uno de los puntos de Lagrange (L2) de la órbita terrestre y cuando escapa de la atracción gravitatoria lo hará por otro (L1).

En otras palabras, se mantendrá en una órbita estable y a demasiada distancia de la Tierra como para caer sobre ella.

2020 SO es un asteroide que cruzará su camino con el de la Tierra para proseguir su viaje al cabo de un tiempo.

Sin embargo, hay varias cosas que no encajan en este visitante. Su velocidad es demasiado baja para ser un asteroide Apollo natural. Su inclinación es demasiado baja también, y su excentricidad (la desviación de la forma de su órbita respecto a un círculo perfecto) es excesiva. Todos estos datos encajan más con la idea de que 2020 SO es un objeto artificial, pero hay un detalle más que resulta clave para identificarlo: es demasiado grande.

Los astrónomos creen que 2020 SO es la etapa Centaur de un cohete Atlas. La etapa del Atlas LV-3C Centaur D, el cohete que la NASA lanzó el 20 de septiembre de 1966 con la sonda Surveyor 2 a bordo. En 2020 parece normal la idea de un cohete reusable como los de SpaceX o Blue Origin, pero en los 60 los cohetes solo se usaban una vez. Sus diferentes etapas caían de vuelta a Tierra donde se consumían en la atmósfera o se perdían en el espacio.

La hipótesis de la etapa de cohete es la más probable, pero si los resultados de esas pruebas dan negativo se podría estar ante un satélite natural que se mueve de una manera realmente extraña. Quizá un nuevo visitante interestelar como Oumuamua.

  • TE PUEDE INTERESAR:

*Con información de Gizmodo

Comentar
cerrar