• Guate

Iba al cine pero terminó viviendo un sueño: Manejar un Lamborghini

  • Por Soy502
  • Patrocinado por:
07 de mayo de 2015, 10:05
José y tres guatemaltecos vivieron una experiencia extrema llena de adrenalina. (Foto: Adrenaline Rush)

José y tres guatemaltecos vivieron una experiencia extrema llena de adrenalina. (Foto: Adrenaline Rush)

Un domingo común y ordinario se convirtió en el mejor día de sus vidas. “Tuve que cancelar la salida al cine con mi novia. ¡Me esperaba un Lamborghini! Contra eso no hay nada que gane ¿O sí?”, compartió José Alejandro Gutiérrez. Mira cómo él y tres guatemaltecos vivieron un momento de adrenalina extrema.

Adrenaline Rush presenta: El Reto #SalíAVivir ¿Vos qué harías si se te acercan así y te dicen que llevés tu Adrenalina al máximo?

Posted by Sobe Adrenaline Rush on Sábado, 2 de mayo de 2015

El joven fue parte de "El reto salí a vivir”, con el que Adrenaline Rush llevó a cuatro ganadores en helicóptero al Autódromo Pedro Cofiño, a vivir una Xtreme Xperience, a manejar autos deportivos de lujo; entre ellos, marcas como Ferrari y Lamborghini.

Fueron cuatro guatemaltecos los ganadores de esta extrema aventura. (Foto: Adrenaline Rush)
Fueron cuatro guatemaltecos los ganadores de esta extrema aventura. (Foto: Adrenaline Rush)

A José no le quedó más remedio que cancelar la salida al cine de ese domingo. Estaban a punto de comprar las entradas cuando una desconocida en el centro comercial, lo abordó para preguntarle si estaba dispuesto a llevar su adrenalina al máximo. Entre muchos otros que dijeron que no, José aceptó el reto, sin tener la más mínima idea de cuál sería el premio.

Él nos cuenta que vio varios afiches del evento Xtreme Xperience en las calles con las fotos de los carros y le dijo a su novia: “Si tuviera el dinero, ¡fijo iría!”, sin saber que estaba a punto de asistir como invitado de lujo.

Al principio, quienes aceptaban el reto, iban al sótano para competir en una "carrerita" de autos a control remoto. Los cuatro primeros lugares brincaron de la felicidad al ser notificados que en ese preciso momento, serían llevados en helicóptero al Autódromo para manejar a toda velocidad, esta vez, autos de carrera de verdad.

La adrenalina fue el principal componente del día. Al bajar del helicóptero, pudieron sentir el rugido de los poderosos motores. Después de una breve inducción e introducción a la pista, cada uno subió a uno de los carros para dar las vueltas más rápidas y emocionantes de sus vidas. Sus caras de felicidad al terminar el recorrido lo decían todo. Verdaderamente salieron a vivir.

Lamborghinis y Ferraris esperaban a los chapines. (Foto: Adrenaline Rush)
Lamborghinis y Ferraris esperaban a los chapines. (Foto: Adrenaline Rush)
 

Comentar
cerrar