• Seguridad

Joven acribillado en taxi no era pandillero, esto dice su familia

  • Por Erivan Campos
14 de octubre de 2019, 20:10
Familiares intentan aclarar que joven perdió la vida en medio de un ataque entre pandillas, pero él era un estudiante, no marero. (Fotomontaje E. Campos)

Familiares intentan aclarar que joven perdió la vida en medio de un ataque entre pandillas, pero él era un estudiante, no marero. (Fotomontaje E. Campos)

La semana pasada, fallecieron dos jóvenes en un ataque armado contra un taxi en la Avenida Petapa. En su momento se dijo que los hombres eran probablemente mareros, sin embargo familiares, compañeros y amigos desmienten esas declaraciones.

El piloto del taxi colectivo 105 S.M.P. atacado, dio declaraciones y explicó que llevaba 5 pasajeros que compartían el viaje. De ellos, el sicario que iba dentro, disparó contra una persona en específico y otros dos jóvenes resultaron heridos sin que fuera el ataque para ellos.

Dentro de el vehículo quedaron los cadáveres de Erick Fernando Recinos Flores, con múltiples heridas de arma de fuego, y Manuel Alejandro Cuca García, de 26 años, con varias heridas de bala en distintas partes del cuerpo. También resultó herida la pasajera Jennifer Alejandra Chen Ortiz, de 22 años, quien fue llevada por los cuerpos de socorro a un centro hospitalario.

El taxista, ileso, comentó que Erick Fernando Recinos Flores todavía le contó que iba retrasado a la universidad, pero que estaba feliz porque no había tráfico. Aunque se dijo que era marero, la familia y amigos se han dado a la tarea de hacer viral una campaña para limpiar el nombre del joven.

Incluso la USAC publicó una esquela lamentando el fallecimiento de Recinos Flores estudiante de la Escuela de Ingeniería Civil. La casa de estudios también repudió el acto y exigió se esclarezcan los hechos. 

 

¿Qué pasó con el asesino?

Las autoridades del Ministerio Público, comprobaron que Cuca García, tenía varios tatuajes en el cuerpo que lo vincula con la Mara Salvatrucha, entre ellos uno en el cuello (un número 13). Según versiones de testigos, el atacante, de unos 20 años, iba vestido de negro y se dio a la fuga a pie con rumbo ignorado.

Los peritos embalaron nueve casquillos de 9mm, se sospecha que el móvil del doble crimen se deriva de un ajuste de cuentas entre pandillas.

Mientras tanto, en las redes sociales se dice que  Cuca García tampoco era pandillero sino jefe de un call center, habrá que esperar resultados finales de las investigaciones para aclarar los hechos.

RECUERDA EL SUCESO: 

MIRA TAMBIÉN:

ADEMÁS:

Comentar
cerrar