• Para Sorprenderte

Extraño padecimiento volvió azul la sangre de una mujer

  • Por Soy502
21 de septiembre de 2019, 18:09
Una mujer que llegó al hospital con cansancio y difucultades respiratorias tenía la sangre de color azul. (Foto: The new England Journal of Medicine) 

Una mujer que llegó al hospital con cansancio y difucultades respiratorias tenía la sangre de color azul. (Foto: The new England Journal of Medicine) 

Una mujer de 25 años llegó al hospital de Rodhe Island, Estados Unidos, con síntomas de fatiga, dificultades respiratorias y decoloración de la piel. 

Lo más escalofriante fue que algunas partes de su cuerpo lucían color azul marino, incluso las uñas. 

Al tomarle una muestra de su sangre, los especialistas se sorprendieron al notar que su sangre estaba completamente azul. 

TE PUEDE INTERESAR: 

El caso fue publicado por The New England Journal of Medicine, pues este es un raro padecimiento. 

Según el sitio médico de noticias la mujer fue atendida en urgencias y tenía 22 respiraciones por minuto, esto significaba que tenía una anomalía. 

En un adulto, lo habitual tener entre 12 y 20 respiraciones por minuto, según la Biblioteca nacional de Medicina de Estados Unidos. 

"Me siento débil y estoy azul", dijo la mujer a los médicos según publicó el medio británico The Guardian. 

Su saturación de oxígeno era más baja de lo normal, en un 88%, y la situación no mejoró al suministrarle más oxígeno. 

El doctor Otis U. Warren explicó a The New England Journal of Medicine que la mujer estaba cianótica. 

La piel se torna azulada. (Foto: Enfermedades ocupacionales)
La piel se torna azulada. (Foto: Enfermedades ocupacionales)

La cianosis es una afección del corazón que provoca la coloración azul de algunas partes de la piel como labios, dedos, manos y pies, debido a la pobreza de oxígeno en la sangre, por ello esta se vuelve azul. 

El padecimiento se llama "metahemoglobimenia adquirida", un raro trastorno sanguíneo que hace que el cuerpo produzca más metahemoglobina, -un tipo de hemoglobina-. 

Esta impide que el oxígeno se libere de forma correcta en los tejidos. Puede ocurrir tras la administración excesiva de algunos medicamentos como la benzocaína, que la paciente tomó para aliviar el dolor de un diente. 

Luego de un tratamiento consistente en la colocación de un antídoto los síntomas habían desaparecido. 

Tomado de El Universal

Comentar
cerrar