• Guate

Ainhoa, la pequeña que libra una batalla que requiere de tu apoyo

  • Por Soy502
07 de noviembre de 2019, 11:11
Los padres de la pequeña han luchado para mantenerla estable pese a su cuadro clínico complicado. (Foto: Facebook)

Los padres de la pequeña han luchado para mantenerla estable pese a su cuadro clínico complicado. (Foto: Facebook)

El 11 de julio, Estefanny y Óscar tuvieron que correr al hospital nacional Hermano Pedro de Bethancourt de la Antigua Guatemala, pues complicaciones en el embarazo hicieron que Esteffany diera a luz a su pequeña hija Ainhoa.

Apenas habían llegado a la semana 31 de gestación cuando los médicos tuvieron que practicarle la cesárea. Sin embargo, ahí no terminaron los problemas pues la bebé presentó algunas complicaciones.

“La segunda noche me dijeron que llamara a mi esposo para decirle que fuera al hospital porque mi hija no iba a pasar la noche. Así estuvimos casi 2 días. Después nos dijeron que el estado era muy crítico y que teníamos que estar preparados por cualquier cosa, pero que no llegaría a los 15 días de vida”, fueron las indicaciones que los médicos le dieron a la pareja.

La neonata pasó 12 días sedada, pero sus padres notaron que no había mejoras en su salud, por lo que se decidieron hacer el traslado hacia el hospital Roosevelt. En este centro asistencial, los doctores les informaron que la niña presentaba una hemorragia cerebral de grado 4 y que padecía de broncodisplasia, una enfermedad pulmonar crónica que llegan a padecer los recién nacidos.

“En la primera tomografía y electroencefalograma salió pronosticada con algún tipo de parálisis cerebral, pero conforme creciera nos daríamos cuenta de los daños. A causa de eso no podía respirar bien, así que le hicieron una traqueostomía. Actualmente respira con ayuda del oxígeno y por las noches la conectan al ventilador para que descanse”, describe la madre.

 

Riesgo

Estefanny explica que mientras más tiempo pase en el hospital, la niña corre el riesgo de contraer nuevas infecciones.

“Para tenerla en casa se necesita que esté equipada, además de tener una enfermera y terapia respiratoria y física constantemente, porque ya son casi 4 meses de no tener mucho movimiento. La ayuda que estamos pidiendo es para poder comprar lo que falta y poder pagar las terapias durante 2 meses. Yo estoy aprendiendo para que cuando llegue el momento yo me pueda ocupar de ella”, explica.

Únete a su causa

El apoyo moral y psicológico ha sido indispensable para los padres de Ainhoa, pero recurren al buen corazón de los guatemaltecos para que puedan apoyarles económicamente para mantener encendida la llama de la esperanza.

Si deseas apoyar a este angelito, puedes hacer tu aporte a las cuentas 30-3076714-9 del Banco Agromercantil o 220-003434-2 del Banco Industrial a nombre de Óscar Fernando Azmitia Flores.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar