• Guate

Huehuetenango, un mirador al cielo

  • Por Fredy Hernández
29 de noviembre de 2018, 23:11

Si tienes planes para pasar las fiestas de fin de año en el interior del país y te gustan los lugares impresionantes, sé testigo de esta interesante opción.

Quizá Huehuetenango sea uno de esos destinos más alejados de la capital, pero que te sorprenderá con sus pintorescos paisajes y estampas rodadas de naturaleza, personas hospitalarias y animales que te robarán el corazón.

El camino hacia este departamento está rodeado de montañas, pero sí deseas tener las mejores vistas, el mirador Juan Diéguez Olaverri es el sitio indicado.

Fredy Palma, guía certificado por el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) destaca este sitio es uno de los más visitados, pero los fines de semana alberga una gran cantidad de visitantes que pasan hacia o desde municipios como Todos Santos y Aguacatán.

Impresionante

Soy502 tuvo la oportunidad de visitar este mágico lugar. La salida desde Huehuetenango fue a las 6:10 de la mañana y el cielo parecía dar buenas señales de un día maravilloso. Mientras el bus se conducía hacia Chiantla, donde se ubica este famoso descanso, la ruta empezó a mostrar vistas maravillosas.

En las altas montañas ya se observaba el sol brillar con todo su esplendor, mientras que en las partes bajas aún se apreciaba varias nubes que cubrían los poblados cercanos.

Aún faltaban unos minutos para llegar al destino ubicado a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar, pero el aire frío anunciaba que pese al sol, el clima en el lugar iba a estar complicado.

Desde el ascenso se empiezan a tener panorámicas espectaculares de las montañas. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Desde el ascenso se empiezan a tener panorámicas espectaculares de las montañas. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Y así fue. Al llegar al mirador Juan Diéguez Olaverri, algunos trataron de portarse valientes, pero dos minutos más tarde, buscaban cualquier clase de gorro, guantes y bufanda para protegerse del frío.

Varios perros son los encargados de dar la bienvenida a los visitantes. Con su tierna expresión, buscan que las personas les den algo de comer.

Los canes se acercan a los visitantes, la mayoría de ellos son amigables y buscan un poco de comida. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Los canes se acercan a los visitantes, la mayoría de ellos son amigables y buscan un poco de comida. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Al estar en la orilla del mirador, un manto de nubes blancas cubrió toda la cadena montañosa de Huehuetenango, pero los picos de algunos volcanes se lograban ver desde ese punto, incluso algunas erupciones del volcán de Fuego se lograban divisar desde ese punto.

La famosa cabaña

Unos pasos más hacia la montaña, se encuentra una cabaña que adorna muchas de las fotografías que se obtienen desde ese punto.

“Antes, estos dos lugares eran casa de retiro, pero hubo vandalismo y robo por lo que los dueños decidieron abandonarlas. Había dos de ellas, pero ahora solo queda una de pie”, lamenta Palma.

Anteriormente había dos inmuebles, pero el vandalismo provocó la desaparición de una. (Foto: Fredy Hernández/soy502)
Anteriormente había dos inmuebles, pero el vandalismo provocó la desaparición de una. (Foto: Fredy Hernández/soy502)

Pese a esta situación, la cabaña que aún queda se presta para sacar muchas fotos desde distintos ángulos.

Atardecer

Si llegas por la tarde a este lugar, también puedes ser testigo de espectaculares vistas. La caída del sol se roba la mirada de las personas por sus combinaciones de colores en el firmamento. Si tienes suerte, podrás ver la cadena volcánica o la carretera que conecta Los Cuchumatanes.

Ahora bien, si quieres fotos distintas a la de los demás, puedes caminar hacia un sector de la montaña donde hay rocas en las que también pueden obtenerse impresionantes capturas mientras ves el ocaso. Eso sí, procura tener a mano un suéter y una bufanda de ser necesaria, porque el aire frío es cada vez más intenso.

 

Adorables

Si vas en horas de la tarde, también podrás incluir a tus fotografías varios corderos, los animales de crianza de esa región del país. 

 

Doña María se ha dedicado toda la vida a la crianza de estos animales, a los cuales alimenta dos veces al día, pero en la tarde, prefiere quedarse cerca del mirador porque está más cerca de su casa.

“Por la mañana vamos más arriba de la montaña para que coman los corderos, pero en la tarde nos quedamos un poco más cerca para que no nos agarre la noche. Muchas personas crían corderos en este lugar para el sostenimiento de su casa. Un grande puede llegar a valer hasta Q1 mil 800 y los más jóvenes desde Q500”, cuenta la adorable mujer.

Los corderos son los animales de crianza más comunes en esta región del país. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Los corderos son los animales de crianza más comunes en esta región del país. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Un cafecito

Si el frío te pegó duro, tienes la opción de degustar una buena bebida caliente en Café del Cielo. De lunes a viernes normalmente atiende de 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde, y los fines de semana extiende su horario hasta las 7:00 de la noche. 

 

Por su ubicación, podrás apreciar la vista en este lugar, mientras recuperas un poco de calor con un buen café o la variedad de bebidas que ofrece.

Así que, no hay excusa, tienes que visitar Huehuetenango y disfrutar de sus maravillas. 

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar