• Voces

La verdadera libertad es financiera

  • Por Daniel Herbruger
10 de septiembre de 2018, 15:09
Rompe esas viejas y duras cadenas, dice Daniel Herbruger.

Rompe esas viejas y duras cadenas, dice Daniel Herbruger.

A pocos días de celebrar la Independencia, recordamos que es posible vivir en un país soberano pero subyugado financieramente.

Si estás leyendo este artículo es porque sabes que tus finanzas limitan tus decisiones. La buena noticia es que justo como lo hicieron los Padres de la Patria en 1821, en 2018 tú puedes redactar mental y verbalmente tu independencia. 

Si tu declaración incluye estos cinco puntos vas a lograr romper esas viejas y duras cadenas. 

1. Comienza un presupuesto en septiembre

Todo negocio usa esta herramienta para generar ganancias y las personas particulares no somos diferentes.

A inicios de mes tienes que gastarte en papel o pantalla digital todo tu sueldo antes de pagarle a todo mundo. El poner en papel cómo piensas distribuir tus ingresos te va a dar una retroalimentación tremenda sobre qué tan lejos o cerca estás del filo de la navaja financiera. 

2. Lleva un monitoreo de gastos

Desde que comiences a ejecutar tu presupuesto te vas a dar cuenta que hay gastos hormiga muy difíciles de rastrear, pero un negocio sabe en qué se gasta hasta el último centavo. 

Si has estado en un hospital sabes que hasta el algodón te cobran y tus gastos no son la excepción. Por ello comienza el difícil pero beneficioso ejercicio de anotar cada gasto que hagas, por minúsculo que sea, para que luego, a la luz de tu presupuesto mensual, sepas dónde están tus prioridades y áreas de mejora. 

3. Pregunta cuánto cuesta

Deja de pensar ¿cuánto cuesta al mes? y pregunta ¿cuánto es el costo total? 

La gran diferencia entre las personas que son independientes financieramente y las que no, es que las primeras ven todo gasto y decisión en términos totales. El ver un gasto grande en pedacitos mensuales hace que justifiques con mayor facilidad meterte a un compromiso que quizá no te conviene. 

Así como la ranita en agua tibia aprende a no saltar cuando ésta hierve, tu cuenta de banco se evapora si te la gastas de pushito en pushito

4. Lujo no es lo mismo que riqueza

De acuerdo con el Dr. Thomas J. Stanley (QPD) en su libro El Millonario de al Lado, Hollywood y la televisión han hecho un excelente trabajo para confundirnos al pensar que un objeto de lujo equivale a riqueza. 

Si piensas que el llegar a tener bienestar financiero equivale a tener elementos tangibles que demuestren tu capacidad económica, vas a gastar para demostrar.  

¿Quién es más libre financieramente, el que gana 10 mil quetzales y gasta 15 mil o el que gana 7 mil quetzales pero gasta 5 mil 500? 

5. Minimiza tus gastos operativos

¿Sabías que los abogados y doctores son las dos profesiones que menos dinero acumulan? Esto es porque sus gastos operativos son muy altos ya que, ¿quién se deja tratar por un doctor que llega en un carrito de hace 10 años o quién deja su caso legal en manos del abogado que viste trajes de paca?

El tener gastos operativos altos en tu vida, esos que tienes que hacer mes a mes, pase lo que pase, minimiza tu independencia financiera justo como sucede cuando un país le debe a otra nación más poderosa. Entre menos necesites menos dependes de un externo…

¡Agarra tu antorcha y corre hacia una nueva vida con libertad!

Más de Daniel Herbruger:

Comentar
cerrar