• Negocios

Las alternativas ante las prohibiciones de usar plásticos

  • Por Leonel Morales
25 de septiembre de 2018, 08:09
Cubiertos de madera y pajillas de bambú son algunas de las opciones que puedes encontrar en el mercado guatemalteco. (Foto: Archivo)

Cubiertos de madera y pajillas de bambú son algunas de las opciones que puedes encontrar en el mercado guatemalteco. (Foto: Archivo)

La preocupación por el cuidado del medio ambiente y el planeta en que vivimos, cada día toma auge en el mundo y Guatemala no es la excepción, ya que se ha iniciado una batalla para disminuir el uso de utensilios desechables y plásticos que en muchas ocasiones terminan en los océanos, a donde llegan alrededor de 13 millones de toneladas de estos materiales según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

En la actualidad, varios restaurantes de comida rápida dejaron de utilizar pajillas plásticas y municipios como Antigua Guatemala, San Juan La Laguna, Santa lucía Utatlán y San Miguel Petapa, la Universidad de San Carlos de Guatemala y algunas escuelas públicas han prohibido el uso de plásticos y productos desechables. Además, en el país se comercializan utensilios biodegradables como una alternativa amigable con el medio ambiente.

  • POR SI NO LO LEÍSTE:

Contenedores de comida, cubiertos de madera y de almidón de maíz, vasos y platos de polipapel, son parte de estos productos que son importados por varias empresas, pero también hay pajillas de bambú y platos de hoja de areca que son de producción nacional.

Platos de hojas de areca

Greenware es la empresa local fundada por dos guatemaltecos y un holandés con el propósito de ofrecer una alternativa al uso de platos desechables en el país. 

Lo emprendedores recolectan las hojas caídas de forma natural de las palmeras de areca, las lavan y desinfectan. Luego, estas pasan por un proceso de estampado en donde se les da forma de platos que empacan en presentaciones de 12 unidades para ser puestos a la venta.

Los platos de Greenware pueden ser reutilizados en varias ocasiones. (Foto: Facebook/Green Lab)
Los platos de Greenware pueden ser reutilizados en varias ocasiones. (Foto: Facebook/Green Lab)

Una de las ventajas es que los platos se pueden reutilizar. En promedio resisten cuatro lavadas dependiendo de la forma en que se haga, aunque su vida útil puede prolongarse. También se pueden usar para calentar alimentos en el microondas.

Los platos de Greenware se venden en tres tamaños: 6, 8 y 10 pulgadas y tienen un precio de Q35.00, Q45.00 y Q55.00 respectivamente.

Cubiertos de madera

En Ecopack puedes encontrar cubiertos, cucharas y cuchillos de madera, además de todo lo necesario para organizar una fiesta con productos amigables con el medio ambiente. También encontrarás bolsas de papel.

Los utensilios de madera tienen un precio de Q50.00 el ciento y se pueden reutilizar en innumerables ocasiones. 

Utensilios de almidón de maíz

Aunque es una empresa dedicada a la comercialización de artículos de plástico y desechables, Desscasa introdujo al mercado guatemalteco utensilios “bioplásticos”, que son fabricados a partir de recursos naturales renovables como el almidón de maíz o bagazo de caña.

Los utensilios elaborados con fécula de maíz tienen precios similares a los desechables.
Los utensilios elaborados con fécula de maíz tienen precios similares a los desechables.

Bandejas, platos, pajillas y cubiertos, son parte de los artículos biodegradables que puedes encontrar en este negocio, tratándose de utensilios elaborados con un material cuyo proceso de degradación es de entre 1.5  y 3 años. 

La ventaja de este tipo de utensilios biodegradables es que son fabricados con materiales totalmente naturales que no contaminan el medio ambiente, y pueden ser desintegrados por microorganismos, el Sol, la lluvia, el viento, o la humedad, que los descomponen de manera natural, sin dejar una huella ecológica.

Pajillas de bambú

Además de las de fécula de maíz, otra opción para reemplazar el uso de las pajillas plásticas son las de bambú. En el país las puedes encontrar en Aquambu y en Organics, dos emprendimientos que buscan ayudar a la conservación del planeta con sus creaciones.

Aquambú es una propuesta ecológica de tres jóvenes estudiantes de la Universidad de San Carlos que fabrican pajillas de bambú, las cuales se desintegran en dos o tres años y vuelven a la tierra en forma de abono orgánico. 

Las pajillas de bambú se transforman en abono orgánico. (Foto: Archivo/Soy502)
Las pajillas de bambú se transforman en abono orgánico. (Foto: Archivo/Soy502)

Cada pajilla tiene un costo de Q1.50 pero puede utilizarse hasta en cinco ocasiones dependiendo del cuidado y limpieza que se les otorgue. Puedes contactarlos a través de su página de Facebook

Comparte Organics

Este es otro emprendimiento que comercializa este tipo de pajillas. Según Carlos Flores, sus productos tienen una vida útil de hasta dos años, lo que compensa su precio, considerando que cada una cuesta Q35.00 que incluye una bolsa de viaje que es producida por artesanas del Relleno sanitario de la zona 3.  “Nosotros utilizamos las pajillas en un café que había aquí en Quetzaltenango y algunas duraron más tiempo” dice Flores.

Para el primer uso de las pajillas, Flores recomienda lavarlas con agua caliente y cada tres meses, o cuando se consuman líquidos espesos, utilizar un limpiapipas para su limpieza interna.

Elaboradas en Quetzaltenango, estas pajillas de bambú permiten el paso de líquidos espesos como la avena. (Foto: Facebook/Comparte Organics)
Elaboradas en Quetzaltenango, estas pajillas de bambú permiten el paso de líquidos espesos como la avena. (Foto: Facebook/Comparte Organics)

Aunque son producidas en Quetzaltenango, puedes contrarias en distintos lugares de la Ciudad de Guatemala: El Mercadito de Lola, Caravasar, Ana Banana y Siento 8. También están disponibles en Antigua Guatemala, Panajachel y Petén.

Comentar
cerrar