*Causa ajena al COVID-19

  • Especiales

5 formas de que tu regreso a la oficina sea un éxito

  • Por Soy502
06 de enero de 2020, 04:01
Después de unas vacaciones el regreso a la oficina puede resultar tedioso. (Foto: Revista Summa)

Después de unas vacaciones el regreso a la oficina puede resultar tedioso. (Foto: Revista Summa)

¡Adiós vacaciones, hola oficina! Pasar varios días levantándose tarde, compartiendo con la familia, viajando y saliendo con los amigos son actividades difíciles de abandonar; sin embargo, las vacaciones están cerca de terminar y el regreso al trabajo es inminente.

  1. Planifica el regreso

Por lo general, el lunes a primera hora te esperará varios mail y una lista llena de pendiente. 

Haz una lista de tareas y prioriza los deberes.Como sugerencia, empieza con las tareas atrasadas te dará un sentido de normalidad.

via GIPHY

  1. Un pedazo de vacaciones

Los souvenirs son excelentes para recordarte que está bien tomar un descanso y disfrutar de la vida. 

En el libro Los mitos de la felicidad, de la escritora y psicóloga Sonja Lyubomirsky, comenta que recordar un viaje  brinda un inmenso placer. Esto es útil, pues así tus sentimientos se volcaran a lo positivo y transformarán la energía.

  1. Interactúa

Tu mente querrá forzarse a no admitir que dejó de estar un lugar increíble para volver a la rutina. Pero tus compañeros te preguntarán cómo te fue en las vacaciones. Lo mejor es concentrarse en los detalles de tu viaje, en las partes buenas, y compartirlas. Si tienes que interactuar, hazlo de la mejor manera.

via GIPHY

  1. Toma descansos 

Entrar en modo de trabajo completo sin interrupciones es una receta ideal pero para el agotamiento. No permitas que tu mente te obligue a creer que debes recuperar todo el trabajo que no has hecho en un solo día.

Las vacaciones son merecidas y debes tomar tiempo necesario para recuperarte. Un descanso de cinco o diez minutos en el trabajo cada dos o tres horas te relajarán.

  1. Haz planes para divertirte

Estás de vuelta en el trabajo, pero eso no significa que no puedas consentirte. Programa una cita o dos para comer con tus amigos, así no haces tan drástico el cambio. Durante tu descanso, disfruta de tu bebida favorita en algún café o llévate un buen libro para leer en el trayecto hacia el trabajo.

  •  También te interesa

Comentar
cerrar