28/11/2020

  • Mundo

Pandemia: ONU y Banco Mundial piden mantener escuelas abiertas

  • Por AFP
28 de octubre de 2020, 21:10
La ONU y el Banco Mundial piden a los gobiernos no cerrar las escuelas. (Foto: Freepik)

La ONU y el Banco Mundial piden a los gobiernos no cerrar las escuelas. (Foto: Freepik)

Las agencias de la ONU Unesco y Unicef, así como el Banco Mundial, pidieron que las escuelas permanezcan abiertas durante la lucha contra el covid-19, según un informe publicado el miércoles en el que subrayan los daños provocados por la pandemia a los alumnos de los países pobres.

"Priorizar la reapertura de las escuelas y proporcionar las muy necesarias clases de recuperación es indispensable", aseguró en un comunicado Robert Jenkins, responsable del departamento de Educación en Unicef (

Las agencias de la ONU Unesco y Unicef, así como el Banco Mundial, pidieron que las escuelas permanezcan abiertas durante la lucha contra el covid-19, según un informe publicado el miércoles en el que subrayan los daños provocados por la pandemia a los alumnos de los países pobres.

"Priorizar la reapertura de las escuelas y proporcionar las muy necesarias clases de recuperación es indispensable", aseguró en un comunicado Robert Jenkins, responsable del departamento de Educación en Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia).

"No necesitamos buscar demasiado lejos para ver los daños que la pandemia ha causado en el aprendizaje de los niños del mundo entero. En los países con rentas bajas e intermedias, esta devastación se amplificó debido a que el acceso limitado al aprendizaje a distancia, los riesgos aumentados de cortes presupuestarios y los atrasos en los planes de reapertura frustraron cualquier oportunidad de normalidad para los alumnos", explicó.

Según el informe de las tres instituciones, los niños de los países pobres han perdido más de cuatro meses de escolaridad desde el comienzo de la pandemia. Con mayor acceso a las tecnologías para el aprendizaje a distancia, los niños de los países ricos perdieron seis semanas, precisa el documento.

Los alumnos de zonas pobres sufrieron más que los de países ricos para acceder a la enseñanza virtual, fueron también los más propensos a sufrir retrasos en las reaperturas de las escuelas y son los menos equipados para retomar una escolaridad con las medidas sanitarias aconsejadas para luchar contra la pandemia.

Para la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) y el Banco Mundial, más que esperar, es también esencial que los países inviertan financieramente "ahora" en los sistemas escolares para reducir la brecha que se profundiza entra la enseñanza en los países ricos y pobres a consecuencia de la pandemia.

El informe de las tres instituciones se confeccionó en base a datos nacionales recogidos en casi 150 países entre junio y octubre. 

"No necesitamos buscar demasiado lejos para ver los daños que la pandemia ha causado en el aprendizaje de los niños del mundo entero. En los países con rentas bajas e intermedias, esta devastación se amplificó debido a que el acceso limitado al aprendizaje a distancia, los riesgos aumentados de cortes presupuestarios y los atrasos en los planes de reapertura frustraron cualquier oportunidad de normalidad para los alumnos", explicó.

Según el informe de las tres instituciones, los niños de los países pobres han perdido más de cuatro meses de escolaridad desde el comienzo de la pandemia. Con mayor acceso a las tecnologías para el aprendizaje a distancia, los niños de los países ricos perdieron seis semanas, precisa el documento.

Los alumnos de zonas pobres sufrieron más que los de países ricos para acceder a la enseñanza virtual, fueron también los más propensos a sufrir retrasos en las reaperturas de las escuelas y son los menos equipados para retomar una escolaridad con las medidas sanitarias aconsejadas para luchar contra la pandemia.

Para la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) y el Banco Mundial, más que esperar, es también esencial que los países inviertan financieramente "ahora" en los sistemas escolares para reducir la brecha que se profundiza entra la enseñanza en los países ricos y pobres a consecuencia de la pandemia.

El informe de las tres instituciones se confeccionó en base a datos nacionales recogidos en casi 150 países entre junio y octubre. 

Comentar
cerrar