• La Liga

Ella es Veronique, la madre-agente del futuro jugador del Barça

  • Por Soy502
04 de enero de 2019, 11:01
La madre de Adrien Rabiot también es su representante y negociará con el FC Barcelona. (Foto: Marca)

La madre de Adrien Rabiot también es su representante y negociará con el FC Barcelona. (Foto: Marca)

En el mundo del fútbol el espacio para las mujeres todavía es muy limitado, pero hay quienes rompen esquemas y trascienden sin importar que les hayan impuesto la etiqueta del "género débil".

Veronique Rabiot es una de esas mujeres que destruye estereotipos y forma parte del esquema del balompié desde un puesto no apto para cualquiera: el de agente.

  • TAMBIÉN...

Es la representante de su hijo, el centrocampista Adrien Rabiot, quien milita en el París Saint Germain. Por estos días Veronique se ha convertido en el centro de atención. 

Se encuentra en Barcelona, España, negociando la vinculación de su hijo con el FC Barcelona. Rabiot podría ser anunciado como nuevo jugador azulgrana en las próximas horas.

"Él se ocupa del terreno de juego, yo de todo lo demás", dijo al diario L'Équipe en 2015.

 

Ver esta publicación en Instagram

Très belle soirée au Parc et content d’avoir marqué ce soir. Félicitations la #teampsg ! 10/10 @psg

Una publicación compartida por Adrien Rabiot (@adrienrabiot_25) el

 

El diario español Marca la describe como "la dama de hierro", que ha hecho claudicar a Nasser al Khelaifi, el presidente del París. 

De hecho, tanto para la firma de su primer contrato en 2012 como la de su renovación en 2014, Veronique fue un verdadero quebradero de cabeza para los dirigentes qataries. Desde este mes de enero, la madre es libre para negociar el futuro de su hijo, que se debate entre jugar la próxima temporada en Barcelona o marcharse a la Premier League.

 

 

Rabiot y Veronique son inseparables. El jugador de hecho aún no ha echado a volar y sigue viviendo con su madre y un hermano pequeño. No ha sido una vida fácil para la familia Rabiot. El padre sufre una enfermedad neurológica y la madre se ocupó siempre de los asuntos de su hijo, de buscar el mejor colegio y el mejor club para el jugador. Con 13 años se lo llevó al City pero meses después volvieron a Francia porque la madre tuvo bien claro que el club inglés no había cumplido con su palabra. Cuando entró en el PSG con 15 años, Veronique siempre acompañaba a su hijo a los entrenamientos y se marchaban juntos.

"Formamos un gran equipo porque no dudamos nunca el uno del otro. No me meto en cómo juega, pero sí por ejemplo en cómo tiene que hablar ante la cámara. Tiene que cuidar algunas cosas del lenguaje", comentaba Veronique cuando su hijo empezaba a llamar a la puerta del primer equipo.

  • TE PUEDE INTERESAR...

*Con información de Marca

Comentar
cerrar