• Política

Personalidad de los políticos guatemaltecos, según la psicología

  • Por Selene Mejía
10 de junio de 2019, 04:06
Los perfiles psicológicos de algunos políticos. (Foto: El Espectador)

Los perfiles psicológicos de algunos políticos. (Foto: El Espectador)

Una imagen, un logotipo, los gestos al hablar, incluso los elementos que se utilizan para dar un discurso, todo puede revelar algunos rasgos en la personalidad de una figura pública. 

Soy502 conversó con la psicóloga clínica y máster en psicoterapia conyugal, Ximena Fuentes, quien por medio del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM (Manual de Diagnóstico y Estadística para los Trastornos Mentales) examinó a algunos políticos y compartió los resultados en sus redes sociales. 

El Manual de Diagnóstico y Estadística para los Trastornos Mentales es un sistema de clasificación utilizado por profesionales de la salud a nivel mundial para diagnosticar, estudiar y clasificar rasgos psicológicos según afirma Ximena. "Es el manual de diagnóstico donde se encuentran los rasgos de personalidad", agregó. 

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Es un tema del que casi nadie habla, sin embargo es básico para conocer a un candidato
Ximena Fuentes
Psicóloga Clínica.

"La gente cae bien o cae mal, muchos factores describen la personalidad, incluso el lenguaje corporal tiene que ver con la psicología, se analiza cómo se visten los políticos, cómo caminan y qué facilidad de discurso tienen pero los rasgos de personalidad no", asegura la especialista. 

Pedimos a la psicóloga que analizara a algunos de los personajes de la política guatemalteca y estos fueron los resultados: 

Alvaro Arzú (padre e hijo):

Ambos muestran rasgos de megalomanía, una condición psicopatológica caracterizada por fantasías delirantes de poder, relevancia, omnipotencia y una hinchada autoestima. Históricamente fue usada como un sinónimo para el trastorno de la personalidad narcisista. Son personas con un concepto elevado de sí mismos, con un comportamiento que roza los delirios de grandeza y la omnipotencia. Está asociada al poder.

Características de Alvaro Arzú. (Foto: Archivo/Soy502)
Características de Alvaro Arzú. (Foto: Archivo/Soy502)

Neto Bran: 

Rasgos histriónicos caracterizados por una necesidad marcada de atención por parte del entorno, superficialidad y variabilidad emocional. Todas estas características se encuentran en la base de la aparición de comportamientos de tipo seductor o manipulador en las relaciones sociales.

 

 

Edwin Escobar: 

El lápiz que sostiene mientras brinda sus discursos, que también se incluye en el logotipo de su partido, es un símbolo fálico (del latín phallus) este remite a los conceptos de virilidad y fecundidad. Se trata de cualquier objeto que se asemeje visualmente a un pene o actos similares, refiriéndose a estos símbolos como “fálicos”. Desde la perspectiva psicoanalítica, el símbolo fálico no es el pene como realidad biológica, sino el papel que la representación de este órgano juega en la fantasía.

 

 

Fernando Linares Beltranena: 

Muestra borderline o rasgos de límite de la personalidad (TLP), caracterizados por la dificultad en la regulación de las emociones. Esta dificultad provoca cambios acusados en el estado de ánimo, impulsividad e inestabilidad, problemas de auto imagen, y relaciones interpersonales inestables. Suelen presentar pensamiento dicotómico o pensamiento del "todo o nada".

Fernando Linares Beltranena. (Foto: Archivo/Soy502)
Fernando Linares Beltranena. (Foto: Archivo/Soy502)

Sandra Torres y Zury Ríos: 

En su comportamiento se hacen evidentes rasgos de ambición desmedida, que se podría entender como una adicción al poder, una necesidad desproporcionada y permanente de tener relevancia. El logro, es una de las motivaciones sociales básicas. Todos los humanos buscamos concretar objetivos pero la ambición por el poder hace que la persona se sienta sobre la ley, casi omnipotente, sintiendo que puede hacer lo que quiera sin rendir cuentas a nadie, ni siquiera a los de su propio partido, en el caso de la política. Tienen una personalidad totalitaria y pueden a veces perder el rumbo o incluso sus puntos de referencia.

Zury Ríos. (Foto: Archivo/Soy502)
Zury Ríos. (Foto: Archivo/Soy502)


Tener ambición es positivo para la adaptación del ser humano sin embargo, cuando esa ambición está mal definida y está basada en el egoísmo y en el beneficio propio, se vuelve perjudicial para el mismo candidato y para quienes le rodean. 

La ambición es positiva cuando sirve para crecer, pero cuando se pierde el miedo a pasar ciertos límites, cuando te vuelves deshonesto y buscas tener poder a toda costa, la gente pierde la confianza en ti. La ambición desmedida, como rasgo del comportamiento, es uno de los motivos principales por los que la gente deja de creer en un político.

Sandra Torres. (Archivo/Soy502)
Sandra Torres. (Archivo/Soy502)

Manfredo Marroquín:

Posee rasgos de redentor, persona predispuesta, accesible, disponible y afable. Para el redentor o salvador nada de lo que le sucede a los demás le es ajeno y en su deseo e ímpetu por resolver los problemas de los demás acaba haciéndolos suyos, se los apropia. El candidato denuncia la corrupción y parecería que se enfrenta a un contexto adverso mientras otros guardan una postura pasiva ante temas de interés común.

Manfredo Marroquín. (Foto: Archivo/Soy502)
Manfredo Marroquín. (Foto: Archivo/Soy502)

Carlos Avendaño: 

Las personas no podrían identificarse con una caricatura, no sería posible confiar en una persona que no se muestra tal y como es. Parecería además que no se toma en serio la elección y el puesto.

Carlos Avendaño. (Foto: Archivo/Soy502)
Carlos Avendaño. (Foto: Archivo/Soy502)

Carlos Avendaño. (Foto: Ximena Fuentes)
Carlos Avendaño. (Foto: Ximena Fuentes)

Fuentes agrega para este análisis que la personalidad es un conjunto de tendencias de un individuo a comportarse de una forma consistente en diferentes ámbitos y situaciones y que los rasgos de personalidad, como características, no son “buenos” o “malos”, son sencillamente la manera más probable en la que una persona va a conducirse. 

También aclaró que esta evaluación se hizo considerando la forma en la que ellos se presentan ante la sociedad y la manera en la que se han enfrentado y han resuelto situaciones determinadas, por ello es posible que estos rasgos puedan cambiar.

Comentar
cerrar