24/11/2020

  • Historias502

De la pobreza a la diplomacia, guatemalteca triunfa en EE.UU.

  • Por Jessica Gramajo
25 de octubre de 2020, 15:10
La guatemalteca llegó a EE.UU. a los 11 años sin saber inglés y ahora será diplomática de ese país. (Foto: Facebook/Marta M. Aparicio)

La guatemalteca llegó a EE.UU. a los 11 años sin saber inglés y ahora será diplomática de ese país. (Foto: Facebook/Marta M. Aparicio)

Marta Aparicio, una migrante guatemalteca de 28 años, dejó la pobreza y, con gran esfuerzo y esmero, ahora trabajará para la diplomacia estadounidense.

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

A los pocos meses de nacer, Marta Aparicio, fue dejada al cuidado de su abuela. Creció entre calles de tierra, techos de lámina y gallinas en los patios traseros.

Era una bebé cuando sus padres migraron hacia los Estados Unidos (EE.UU.). De manera que la pequeña fue criada por su abuela hasta los 11 años, cuando finalmente enviaron por ella y la llevaron hacia el Norte.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Su abuela fue quien le enseñó sus primeras letras, pero llegó a EE.UU. sin saber inglés. Ahora, 17 años después de su llegada a ese país, Marta trabajará como diplomática oficial en el Departamento de Estado, y su historia fue narrada por el periodista Mark Patinkin, en el Providence Journal.

De acuerdo con el relato, la aprendiz del Departamento de Estado vivió en un hogar disfuncional, hecho que la llevó a vivir sola como estudiante de último año de Hope High, en una habitación individual con un colchón en el piso.

Para sobrevivir, Marta tenía dos trabajos, uno en un hogar de ancianos y otro como asistente dietética. No le quedaba tiempo para estudiar, por ello se despertaba a las 4 de la mañana para hacer sus tareas. Como no tenía computadora, las escribía en su teléfono y, luego, las imprimía en la escuela.

Pensó en abandonar todo y se lo dijo a su asesora estudiantil, pero ella no la dejó. "Marta, no puedes rendirte, la educación es lo que abre las puertas", le dijo. Luego logró apoyo de una persona, quien le pagó un viaje de liderazgo estudiantil en Washington, donde conoció la diplomacia.

Esta es la fotografía que Marta Aparicio envió a su abuela al recibir su pasaporte diplomático. (Foto: Provience Journal)
Esta es la fotografía que Marta Aparicio envió a su abuela al recibir su pasaporte diplomático. (Foto: Provience Journal)

En 2010 se convirtió en la mejor estudiante de Hope High, por lo que fue aceptada en varias universidades y eligió Georgetown, en Washington. En 2018 fue elegida entre las 30 mejores propuestas de un grupo de 600, para una beca en la Universidad de Columbia, donde logró una maestría que la ayudó a ingresar a la diplomacia.

Después de recibir su pasaporte diplomático, la primera persona que se enteró de su logro fue su abuela. La mujer que la crió y enseñó sus primeras letras.

Ahora, Marta será capacitada y después de algunos meses ayudará en Laos, Asia, a estadounidenses en la emisión de pasaportes y asuntos comerciales, además brindará apoyo a quienes están encarcelados o mueren en el extranjero.

Luego del reportaje sobre su logro, la joven publicó en su cuenta de Facebook un agradecimiento, y explicó que eligió la carrera diplomática porque es una "apasionada del servicio público" y porque quiere "marcar la diferencia de las personas".

"Ser diplomática me da la oportunidad de servir y representar a mi país", asegura.

"Como diplomática siento que estoy recibiendo la llave del mundo", escribió en su mensaje.

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar