• Comunidad

El proyecto "El Patojismo" se queda sin sede

  • Por Selene Mejía
14 de agosto de 2019, 04:08
La sede "El patojismo" perdió su sede en San Miguel Dueñas, Juan Pablo Romero busca un nuevo lugar para comenzar de nuevo. (Foto: Archivo/Soy502) 

La sede "El patojismo" perdió su sede en San Miguel Dueñas, Juan Pablo Romero busca un nuevo lugar para comenzar de nuevo. (Foto: Archivo/Soy502) 

Inició como un sueño implantado en el corazón del guatemalteco Juan Pablo Romero, se cultivó en la casa de sus padres, donde nació el primer centro educativo llamado “Los Patojos”, y luego evolucionó para transformarse en “El Patojismo”, una universidad donde los jóvenes sin oportunidades se profesionalizarían.

Agricultura, arte, deportes y emprendimiento serían las cuatro etapas que se impartirían en la nueva sede, pero justo cuando los alumnos terminaron de arreglar las instalaciones para su uso se encontró un gran obstáculo: las instalaciones deben ser devueltas.

  • RECUERDA CÓMO INICIÓ EL PATOJISMO: 

Desde hace unos días se hizo viral en redes sociales un video donde Juan Pablo Romero junto a sus alumnos se despedían de las instalaciones que con tanto amor habían renovado en San Miguel Dueñas para continuar sus 'sueños e ideas en acción', como dice su lema. 

El campus fue acondicionado por los propios estudiantes para que, a través de las clases de costura, cocina, y las cosechas de su huerto, el plan fuera autosostenible.

El terreno fue obtenido a través de un usufructo negociado en 2017, según cuenta Romero

Así luce ahora el lugar donde se desarrolló el proyecto de "El Patojismo". (Foto: Juan Pablo Romero)
Así luce ahora el lugar donde se desarrolló el proyecto de "El Patojismo". (Foto: Juan Pablo Romero)

“Se nos permitió iniciar la expansión en un espacio hermoso, grande y con el potencial, para que junto al equipo educativo y los jóvenes emprendedores se iniciara “El Patojismo” como corriente pedagógica y movimiento social”, explicó.

“Logramos dos pasos importantes: Una segunda escuela primaria-secundaria y un campus para el emprendimiento empresa, alimento y arte”, afirma.

RECUERDA CÓMO SE INAUGURÓ LA SEGUNDA SEDE DE LOS PATOJOS: 

En agosto de 2019 Romero inició los trámites legales del proyecto de Dueñas para una mejor y sana gestión de recursos, además, junto a los donadores del proyecto, se logró una inversión en equipo que serviría para echar a andar los programas.

EL huerto de El Patojismo recién terminado. (Foto: Archivo/Soy502)
EL huerto de El Patojismo recién terminado. (Foto: Archivo/Soy502)

“El terreno que se nos permitió utilizar fue una fábrica abandonada, sus condiciones eran deplorables, por ello, en tres años el trabajo de “Los patojos” fue su remodelación, la conexión de drenajes, la instalación eléctrica, instalación de agua potable, servicios básicos, instalación de piso, curación de paredes, jardinización, elaboración de murales artísticos, la creación del huerto escolar, la restauración de la cancha deportiva más la limpieza y preparación de áreas educativas”, expresó.

 

 

Romero también contó que cuando terminaron la fase de restauración de las instalaciones y era el momento de hacer el trámite entre "El Patojismo" y la Junta Directiva dueña del terreno, se hizo un análisis de tipo jurídico para que ambas partes estuvieran respaldadas legalmente.

 

 

“La solicitud que hizo "El Patojismo" fue la utilización del lugar por 30 años y la Junta Directiva respondió que, en materia de tiempo, aprobaría el usufructo únicamente por 5 años, además de hacer la petición de que la institución sin fines de lucro, integrara de manera obligatoria educación religiosa y espiritual”.

Romero explica a Soy502 que esta perspectiva existe en el proyecto, pero se respeta la religión que profesa cada uno de sus estudiantes; además comentó que como parte del pénsum de estudios se inculca valores, moral y ética.

El patojismo es una institución de amor, una zona segura, un espacio libre, creativo y humano, no pudimos aceptar las condiciones que, definitivamente frenaron el proceso
Juan Pablo Romero

Juan Pablo recalcó algo que considera importante desde el objetivo de "El Patojismo": “Somos defensores de la libertad de expresión y credo, sabemos y esperamos que el trabajo que hicimos en el lugar sirva a una institución religiosa siempre y cuando sea al servicio de la comunidad”. 

"El Patojismo" contaba con un huerto hecho por los estudiantes. (Foto: Arhivo/Soy502)
"El Patojismo" contaba con un huerto hecho por los estudiantes. (Foto: Arhivo/Soy502)

Romero agrega que los pequeños que se beneficiaban de este proyecto pusieron corazón a cada rincón que poco a poco fueron restaurando, buscando ellos mismos los recursos económicos para su restauración, con ayuda de empresas que creyeron en el lugar.

Todo trabajo, esfuerzo, energía, recursos y sueños invertidos han valido la pena, ojalá el espacio que estamos dejando sea utilizado de manera digna y para la gente
Juan Pablo Romero.

Ahora, Juan Pablo y los estudiantes buscan un nuevo lugar para su “Universidad patojiana”, pero esta vez desea comprar el lugar para que no ocurra de nuevo el mismo proceso, que ha afectado mucho a los pequeños. 

“Nos vamos agradecidos por la oportunidad de haber aprendido mucho, ahora con más amor que nunca, nos corresponde empezar de cero de nuevo, esta vez con la búsqueda de un terreno propio para poder construir nuestro campus”, afirmó.

RECUERDA CÓMO INICIÓ LOS PATOJOS: 

“Nuestro sueño es construir escuelas en Guatemala y Centroamérica y seguiremos trabajando para alcanzarlo”, recalcó.

Respecto a la educación basada en la religión Juan Pablo expresó:

“El Patojismo respeta las creencias de todos sus miembros, gracias a las personas que creen en la propuesta de los 'sueños e ideas en acción', por el tiempo, el apoyo, su energía y acompañamiento; "El Patojismo" no para, seguimos y seguiremos porque nuestra dignidad no tiene precio.

 

 

"Los Patojos" es un proyecto enfocado en la niñez que inició en Jocotenango hace 13 años, este aplica métodos de educación alternativa para niños y jóvenes que se encuentran en riesgo de violencia.

Su objetivo es mostrar a futuras generaciones cómo pueden emprender y desarrollarse en su propio país sin necesidad de migrar.

ASÍ SE DESPIDEN LOS PATOJOS DE LAS INSTALACIONES: 

 

 

RECUERDA EL PROYECTO EN DUEÑAS: 

 

 

Comentar
cerrar