CORONAVIRUS en Guatemala

  • Economía

Pandemia del Coronavirus da duro golpe al turismo centroamericano

  • Por AFP
24 de marzo de 2020, 10:03
Antigua Guatemala es uno de los principales destinos turísticos durante la Semana Santa en el país, pero este año vivirá una crisis económica. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Antigua Guatemala es uno de los principales destinos turísticos durante la Semana Santa en el país, pero este año vivirá una crisis económica. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Playas desiertas, hoteles de montaña vacíos, comercios cerrados: el nuevo coronavirus golpeó duramente el turismo centroamericano en plena temporada alta, hundiendo a empresas del sector en la incertidumbre de no saber si podrán seguir operando cuando pase la pandemia.

La situación provocada por la COVID-19 es potencialmente devastadora para el istmo, cuyos ingresos dependen en gran parte del turismo, y los gobiernos estudian medidas para atenuar el golpe.

Con excepción de Nicaragua, los países centroamericanos cerraron fronteras y aeropuertos y prohibieron la entrada de extranjeros para contener el nuevo coronavirus, que afecta la temporada más importante del año para el turismo, que se extiende de diciembre a abril con la época seca.

El presidente de la Cámara de Turismo (Camtur), Luis Rey, prevé que sin apoyo financiero estatal, muchas empresas comenzarían a quebrar.

"Tememos por los empleos que dependen del turismo, no hay ingresos para sostenerse, la mayoría de empresas, si de aquí a fin de mes no consiguen algún apoyo financiero, vamos a quebrar", lamentó el presidente de Camtur.

La Calle del Arco, acostumbrada al bullicio de los visitantes, luce desolada en los últimos días. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
La Calle del Arco, acostumbrada al bullicio de los visitantes, luce desolada en los últimos días. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Según Rey, el sector genera 177 mil empleos directos, entre hoteles, restaurantes, tour operadores, transportistas, además de las 500 mil personas que ejercen como guías turísticos, artesanos y otros oficios de la cadena turística.

Cifras del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), detallan que el país en 2019 recibió 2.5 millones de visitantes extranjeros, una cifra récord de llegadas, que dejaron 1.2 millardos de dólares (US$ 1,249,000,000)

Guatemala se alistaba para atender a los turistas en la Semana Santa, pero sus proyecciones se vinieron a pique.

"Teníamos proyectado el ingreso de 144 mil 500 turistas extranjeros (en Semana Santa) y ya se cayó el 60%. Si no se restablecen los vuelos (internacionales) es posible que se caiga todo", lamentó el subdirector del Inguat, Elmer Hernández.

El Salvador

La emergencia generada por la pandemia de coronavirus no da indicios de cuándo podría acabar, mientras en El Salvador el gobierno suspendió por tres meses el pago de dos tributos al sector turístico para mitigar el impacto fiscal de la situación.

La ministra de Turismo, Morena Valdez, aseguro que el sector esperaba un crecimiento importante para 2020, pero esa expectativa se desvaneció.

"Habíamos proyectado que íbamos a crecer entre el 15% y el 20% en 2020, pero vamos a tener un decrecimiento del 25%" por la pandemia, anticipó Valdez.

El Salvador en 2019 registró ingresos por 1.7 millardos de dólares (US$1,700,000,000) del turismo, con 2.5 millones de visitantes.

Costa Rica, el país que más atrae turistas en Centroamérica, con más de tres millones de visitantes anualmente, también recibe la estocada del nuevo coronavirus.

Para el exministro costarricense de Turismo, Mauricio Ventura, "la crisis para las empresas turísticas y sus empleados ya empezó", por lo que las soluciones gubernamentales "urgen para evitar despidos masivos, aliviar la falta de flujo de caja y evitar el cierre de las empresas".

Los empresarios saben lo duro de la situación.

"Vamos a tener un cementerio de empresas turísticas", advirtió el presidente de la Unión Costarricense de Cámaras de la Empresa Privada, Álvaro Sáenz, quien abogó por reducir el impuesto al valor agregado de 13% actualmente a 6% para ayudar a las empresas a salir de la crisis sanitaria.

En circunstancias normales, el turismo aporta 8% del PIB costarricense, equivalente a unos 4 millardos de dólares (US$4,000,000,000), y genera 600 mil empleos directos e indirectos.

Con las restricciones por la pandemia, estimaciones conservadoras proyectan una pérdida del 25%, es decir, unos 800 mil turistas menos, con una pérdida de 1 millardo de dólares (US$1,000,000,000) y de 150 mil empleos.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar