11/08/2020

  • La Liga

La magia de Messi guía al Barcelona a la victoria ante Villarreal

  • Por Fredy Hernández
05 de julio de 2020, 15:07
Lionel Messi generó las jugadas para los golazos de Suárez y Griezmann. (Foto: AFP)

Lionel Messi generó las jugadas para los golazos de Suárez y Griezmann. (Foto: AFP)

El Barcelona volvió a mostrar su magia tras la victoria contra el Villarreal este domingo, y todavía sueña con alcanzar el liderato de La Liga, que comanda el arrollador Real Madrid.

En el encuentro, que en teoría pintaba ser el más complicado de los últimos cinco que le quedan al torneo, los catalanes aprovecharon las oportunidades para irse adelante en el marcador desde muy temprano. 

Al minuto tres, Jordi Alba se filtró en el área del Submarino Amarillo y envió un centro hacia Antoine Griezmann, pero el capitán del Villarreal, Pau Torres, desvió el balón y lo mandó al fondo de su propia portería.

Sin embargo, 10 minutos más tarde, Gerard Moreno supo definir un contragolpe y un rebote otorgado por Marc André ter Stegen, para empatar el juego y poner nuevamente contra las cuerdas a los catalanes. 

Pero la magia de Messi empezó a fluir con jugadas hacia sus compañeros en la delantera, quienes pudieron definir de buena manera. 

Al minuto 20, el argentino condujo hacia la portería y antes de que le cerraran el camino, envió el pase a la entrada de Luis Suárez que, de primera, mandó un potente zapatazo que se clavó en la portería del Submarino Amarillo.  

Antes de terminar el primer tiempo, Messi volvió a aparecer para poner de taconazo una asistencia a Antoine Griezmann que, con un disparo globeado, venció al portero Asenjo para poner el marcador 3-1, para el Barcelona.  

El segundo tiempo comenzó con buen ritmo y el Barcelona tomó el control del juego, pero sin encontrar la claridad para aumentar el marcador. 

Hasta el minuto 69 Lionel Messi apareció en el marcador, pero el VAR señaló que existía fuera de lugar de Arturo Vidal, en la jugada previa a la anotación del argentino, y el gol fue anulado.

Al 86, Ansu Fati, quien entró por Luis Suárez, se inventó una jugada desde el medio campo, y sin ver a la portería, mandó la pelota al fondo para aumentar el marcador. 

Con la victoria 4-1 en campo del Villarreal, el Barcelona vuelve a acortar la distancia y quedarse a cuatro puntos del Real Madrid, que venció este domingo por la mañana al Athletic de Bilbao. 

El Barcelona aún debe enfrentarse al Espanyol, Valladolid, Osasuna y Alavés, mientras que el Real Madrid se medirá ante el Alavés, Granada, Villarreal y Leganés en las próximas jornadas de la Liga. 

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar