• Para Sorprenderte

Hombre sufre derrame cerebral por “tronarse” el cuello

  • Por Soy502
09 de septiembre de 2019, 22:09
Josh hader. (Fotos: Biochile)

Josh hader. (Fotos: Biochile)

El 18 de abril de este año te presentamos el "caso atípico" de Natalie Kunicki, de 23 años, una paramédica australiana que casi muere por “tronarse” el cuello. Kunicki sufrió un derrame cerebral por este hábito.

Recuerda aquí el caso de la australiana:

Hoy el extraño caso se repite exactamente igual en un hombre. Josh Hader es un hombre de 28 años que sufrió un derrame cerebral al tronar su cuello mientras se estiraba.

Como a muchas personas, a Josh Hader hacía rato que lo "perseguía" un insistente dolor de cuello. El hombre que vive en Oklahoma, Estados Unidos, tenía molestias permanentes en el sector izquierdo y no podía dormir bien. Y para intentar solucionarlo, apeló a un método casero: movió su cuello para un lado y para el otro y lo "tronó".

El ruido que hizo pareció tranquilizarlo. Intuyó que había solucionado esa supuesta contractura cervical, pero la historia no fue la que Josh pensaba. Después de esa acción, su cuerpo empezó a dormirse.

Solucionando una contractura le dio un giro a su vida. (Fotos: facebook)
Solucionando una contractura le dio un giro a su vida. (Fotos: facebook)

Sucedió que accidentalmente se dislocó y no se dio cuenta hasta que se levantó para ir por una bolsa de hielo y notó que no podía caminar del lado derecho porque se iba de lado.

En compañía de su suegro, acudió al hospital Mercy en donde le informaron que había sufrido un derrame cerebral, el cual afortunadamente no le generó consecuencias graves.

"Cuando se tronó el cuello, se desgarró las arterias que van al hueso del cuello, donde se une al cráneo y la base del cerebro", le dijo el médico Vance MacCollom, quien lo remitió a la unidad de cuidados intensivos en donde estuvo cuatro días en observación.

Josh llegó al hospital entumecido, débil y con visión doble después de haberse tronado mal el cuello. Pese a que el hecho ocurrió en marzo, Josh aún se encuentra en rehabilitación, la cual le ha ayudado a moverse sin ningún apoyo extra.

Josh con su familia. (Foto infookl)
Josh con su familia. (Foto infookl)

"Actualmente puedo caminar sin una andadera o bastón, pero me canso mucho más rápido que antes. Mi equilibrio no está del todo bien, pero no es terrible", dijo.

Además usó un parche en el ojo debido a que el nervio óptico estaba dañado, lo que generó algunos problemas de visión.

Josh Hader lleva un registro de su recuperación en su página de Facebook en la que recibe a diario comentarios que lo animan a seguir adelante con su rehabilitación.

Comentar
cerrar