• Guate

Las evidencias que cambian las perspectiva del fin de los mayas

  • Por Fredy Hernández
14 de agosto de 2019, 04:08
Los científicos han hallado evidencias de técnicas agresivas para destruir y conquistar ciudades. (Foto: Francisco Estrada-Belli)

Los científicos han hallado evidencias de técnicas agresivas para destruir y conquistar ciudades. (Foto: Francisco Estrada-Belli)

El estudio de las ciudades donde habitaron los mayas sigue apasionando a una gran cantidad de arqueólogos que buscas encontrar las evidencias que resuelvan la incógnita que llevó al fin de esta civilización.

Algunos han propuesto que su desaparición se debió a las guerras, otros consideran que fue el mal manejo de las tierras lo que provocó el ocaso de estos pueblos. Sin embargo, nuevos hallazgos cambian esta percepción para los científicos.

Francisco Estrada-Belli, arqueólogo y director del proyecto arqueológico Holmul, dijo que tras realizar un estudio de sedimentos lacustres y evidencias arqueológicas se halló evidencia de un incendio desastroso tras aplicar una técnica de carbón en la laguna Ek’Naab.

Los sedimentos sugieren que la actividad agrícola disminuyó significativamente después del incendio ocurrido aproximadamente en el año después de Cristo, pero aún así todavía hubo un uso reducido de las tierras hasta el año 1,000.

Los científicos tomaron muestras de los sedimentos de la laguna para conocer el comportamiento del uso de los suelos. (Foto: Pacunam)
Los científicos tomaron muestras de los sedimentos de la laguna para conocer el comportamiento del uso de los suelos. (Foto: Pacunam)

“Creo que estos hallazgos debilitan las teorías que sugieren el colapso de la sociedad maya clásica que fue causado por un supuesto cambio hacia las guerras más destructivas durante la época Clásico Tardío”, explicó Estrada-Belli.

Evidencia

Estrada-Belli resalta que existe un glifo en varias de las ciudades donde hubo destrucciones que podría indicar el uso del fuego para llevar a cabo estas acciones.

“Los datos que nosotros tenemos son de un evento específico en una ciudad, pero el término que los mayas usaban para eso es Puluuy, ‘se quemó’ y eso es muy frecuente en la época clásica. Eso quiere decir que este tipo de guerra destructiva no era extraordinaria, caía dentro de lo ordinario de las guerras mayas. Tenemos otros términos que todos se refieren a guerra, pero uno dice cayó la ciudad, otro dice se entró a la ciudad, y otro dice se botaron las armas. Va a haber mucha variabilidad en lo que son las guerras”, agrega el arqueólogo.

Una estela fue hallada y al hacerle un estudio, se determinó que parte de ella se habría derretido por causa de un pavoroso incendio. (Foto: Pacunam)
Una estela fue hallada y al hacerle un estudio, se determinó que parte de ella se habría derretido por causa de un pavoroso incendio. (Foto: Pacunam)

El científico resalta que cuando se conquistaba y destruía una ciudad, los conquistados eran reubicados en los dominios del conquistador.

Organización demográfica

Por su lado, Thomas Garrison, director del proyecto arqueológico El Zotz, señala que los mayas no tenían el concepto de lo urbano y rural en sus ciudades, sino que todo estaba interconectado para la vigilancia y protección de los reinos.

“El paisaje completo está lleno de atalayas y fortalezas, reflejando la sensación de tensión tanto interna como externa que rodeaba el área del reino de El Zotz. Las amenazas debieron ser constantes para contar con este tipo de protección”, explicó Garrison.

Las ciudades no tenían el concepto de lo rural y lo urbano. Cada sitio estaba pensado estratégicamente para control y vigilancia tanto de la comunidad como de las probables invasiones. (Foto: Pacunam)
Las ciudades no tenían el concepto de lo rural y lo urbano. Cada sitio estaba pensado estratégicamente para control y vigilancia tanto de la comunidad como de las probables invasiones. (Foto: Pacunam)

Muestra de su sistema de protección hallado en el sitio arqueológico La Cuernavilla, descubierto luego de la aplicación de datos producidos por la iniciativa Lidar.

Este sitio se ubica en un risco defensivo entre Tikal y El Zotz, y gracias al uso de la tecnología ha empezado a cambiar la percepción de los arqueólogos sobre la guerra entre los mayas.

Ambos expertos coinciden que el fin de la civilización maya aún es desconocido y que las teorías que se han manejado en la actualidad deben ser replanteadas.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar