• Ciencia

Científicos revelan nuevos misterios sobre la vida en la Tierra

  • Por Soy502
21 de agosto de 2019, 01:08
Los nuevos hallazgos aseguran que el historial de los impactos es mucho más lejano (Foto: MuyInteresante)

Los nuevos hallazgos aseguran que el historial de los impactos es mucho más lejano (Foto: MuyInteresante)

Los especialistas estimaron que las olas de cometas y asteroides que impactaron contra el planeta tuvieron lugar hace 4 mil 500 millones de años.

Los investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder (EE.UU.) han establecido una nueva línea de tiempo para el periodo de cataclismo de la Tierra.

Al parecer, la época de caos en la que varios cometas y asteroides chocaron contra la Tierra sucedió hace aproximadamente 4 mil 480 millones de años, según un reciente estudio publicado en The Astrophysical Journal.

Anteriormente, la comunidad científica creía que aquellas olas de cometas y asteroides que fluyeron hacia el sistema solar interno y que en algunos casos se estrellaron contra la Tierra, ocurrieron hace 3 mil 900 millones de años. Sin embargo, los nuevos hallazgos aseguran que el historial de los impactos es mucho más lejano.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Migración

Los investigadores se centraron en un fenómeno llamado "migración del planeta gigante", una etapa de la evolución del sistema solar en la que los planetas más grandes, por razones que aún no están claras, comenzaron a alejarse del sol.

De acuerdo con los registros de asteroides y otras fuentes, los científicos estimaron que esta alteración sucedió hace casi 4 mil 500 millones de años.

Además, los resultados del estudio demostraron que la Tierra pudo estar lo suficientemente tranquila como para soportar organismos vivos desde ese entonces. Para Stephen Mojzsis, el autor principal de la investigación, el hallazgo podría proporcionar pistas valiosas sobre el origen de la vida en el planeta.

La estimación anterior se basaba en las pruebas recolectadas por los astronautas que llegaron a la Luna en la década de 1960. Pero "resulta que la parte de la Luna en la que aterrizamos es muy inusual", precisó Mojzsis. 

*Con información de ActualidadRT

Comentar
cerrar