04/12/2020

  • Economía

Así analizan propuesta de modificar impuesto a gasolina y cemento

  • Por Angélica Medinilla
29 de septiembre de 2020, 04:09
Dos investigadores analizan la sugerencia de la SAT de revisar las tasas de los impuestos al cemento y combustibles (Foto: FTP)

Dos investigadores analizan la sugerencia de la SAT de revisar las tasas de los impuestos al cemento y combustibles (Foto: FTP)

Aunque el Gobierno ya descartó el incremento a los impuestos específicos del cemento y de la gasolina, analistas consideran que sí debe haber una estrategia para mejorar la recaudación, pero basada en el combate a la evasión fiscal

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

Durante una reunión con la Comisión de Finanzas del Congreso el 22 de septiembre, el jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Marco Livio Díaz, sugirió que se deben revisar las tasas de los impuestos al cemento y a los combustibles. Sin embargo, dos días después, Álvaro González Ricci -ministro de Finanzas- indicó que el Gobierno no está contemplando un aumento a los impuestos de la gasolina y el cemento.

El desencuentro en las posturas evidencia el poco trabajo en política fiscal de este Gobierno, según analistas, quienes consideran que se deben aplicar otras estrategias para no afectar el bolsillo del consumidor, a la vez que el fisco tiene necesidad de mejorar su recaudación ya que este año hubo un gran endeudamiento por la coyuntura de la crisis del coronavirus.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Impuestos pilares

El economista Abelardo Medina, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), cree que para mejorar la recaudación tributaria se deben evaluar los pilares tributarios: Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto Sobre la Renta (ISR) y las contribuciones a la seguridad social.  

"Proponer aumentar un impuesto específico al consumo para aumentar la recaudación es un error teórico, porque no sirven para eso. Uno los puede usar para eso, pero entonces se desvirtúa el propósito", afirma Medina.

El analista explica que con los impuestos específicos (como el del cemento, combustible, bebidas alcohólicas, entre otros) se busca corregir distorsiones en el mercado para su funcionamiento eficiente y para compensar a la sociedad por los daños que causan los consumidores de esos productos. 

  • LEE ADEMÁS:

Medina indica que se puede mejorar la recaudación evitando agujeros fiscales que permiten la evasión tributaria y el combate a la evasión.

También opina que el Estado necesita más recursos y se debe hacer un estudio para pensar en la posibilidad de aumentar las tasas de algunos impuestos pilares.

Economía deprimida

Fabián Juárez, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), dice que hay una necesidad de aumentar los ingresos tributarios del Gobierno, pero no cree que se deban elevar los impuestos.

"En las condiciones que estamos viviendo actualmente, no sería algo positivo para la economía guatemalteca que está deprimida. Ambos impuestos son indirectos, que tienen un efecto en el consumidor, en los guatemaltecos que consumen estos productos", asegura. 

El analista cree que primero se debe ampliar la base tributaria, atacar el problema de contrabando, la defraudación aduanera, formalizar la economía para mejorar la recaudación sin aumentar las tasas a los impuestos específicos.

  • NO DEJES DE LEER:

Gestión de política fiscal

El economista del Icefi ve que el trabajo de la política fiscal en este 2020 ha sido muy limitado, debido a que todo el esfuerzo del Gobierno se ha dirigido a atender las necesidades por la emergencia del Covid-19.

"Este año en esencia la política fiscal del Gobierno ha sido una política de apoyo al Estado para tratar de implementar apoyo parcial a los daños que se ocasionaron por la pandemia del Covid-19. Es decir, una política contracíclica, lo que se hizo fue evitar que la economía y el bienestar de la población se cayera más", dice Medina.

El analista de Asies opina que ha sido un año "atípico" y no podría evaluarse la gestión de la política fiscal. "El manejo de las finanzas del Estado fue muy diferente a otros años por la emergencia sanitaria, el presupuesto fue sumamente alto, nos endeudamos una gran cantidad. Para ver los resultados tendríamos que ver los efectos el próximo año", afirma Juárez.

La SAT proyecta que este 2020 se registre un déficit en la recaudación de impuestos por 6.5 mil millones de quetzales.

Comentar
cerrar